Minas de oro y platino en Sudáfrica producen por debajo de su coste

Mina Oro Sudafrica

La antigua industria más importante de producción de oro en el mundo está atravesando graves dificultades económicas. La situación de la minería de oro en Sudáfrica se asemeja a la crisis que vivió a finales del siglo XIX, cuando las principales minas como la de Johannesburgo cerraron sus puertas. Sudáfrica produce, en este momento, un tercio de la producción mundial de lingotes de oro. Sin embargo, sus costes de producción son cada vez mayores. El agotamiento de muchos yacimientos ha obligado a prospecciones más profundas que, en muchos casos, llegan a 4 kilómetros de profundidad.

La viabilidad económica de las minas de oro ha dependido, hasta el momento, de unos costes salariales bajos –el éxodo de la mano de obra con el fin del apartheid en 1994 no significó el fin de un modelo salarial de subsistencia– y de la debilidad de la moneda local, el rand, cuyo tipo de cambio es 10,09 rand por dólar.

Según Roger Baxter, economista jefe del Colegio de Minas de Sudáfrica, el precio del oro ha descendido hasta 400.000 rand el kilogramo en los primeros seis meses de este año. Con este precio, “nuestra estimación es que aproximadamente el 60% de la industria se encuentra en terreno de pérdidas”.

Según Thomson Reuters, Sudáfrica ha caído a la sexta posición en el ranking de producción mundial en 2012, por detrás de Perú. Su producción ha sido de 177,8 toneladas de oro, un 6% de la producción total mundial y el peor dato para el país desde 1905, año en el que se encontraban en plena Guerra de los Boers. A pesar de estos datos, la minería del oro en Sudáfrica sigue siendo muy importante por su contribución al PIB (1,5%) y significa el 10% del total de exportaciones del país.

La caída de los últimos meses de la cotización del oro ha empeorado la situación. Quizá una de las consecuencias inmediatas es la destrucción de empleo que se está produciendo. Desde 1990, la industria minera de oro ha perdido dos terceras partes de la mano de obra y la conflictividad laboral ha aumentado considerablemente. En 1990, esta industria daba empleo a 500.000 personas. Veintidós años después, el empleo sólo asciende a 142.000.

No sólo la minería del oro se resiente. La compañía más importante del mundo en la producción de platino, la Anglo American Platinum, quiere ajustar la plantilla en Sudáfrica recortando 6.000 empleos para volver a beneficios.

A pesar del buen comportamiento del precio del platino, el problema sustancial no es qué ocurra con la cotización mundial de los metales preciosos, sino la necesidad de modernizar las explotaciones y hacerlas rentables. Este proceso pasa, inexorablemente, por el cierre de muchas galerías mineras en las que no es posible introducir nuevas tecnologías y nuevas formas de división del trabajo.

Fuente: Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>