Es la deuda, estúpido

Es la deuda, estúpido

Madrid, 23 Noviembre 2011

(Análisis GoldMoney)

Según informa The Telegraph:

“En un sondeo de 68 instituciones importantes de Londres realizado por el Bank of England, 54% de los encuestados cuentan con que un posible “suceso impactante” será de nivel “muy o más que impactante” – un nivel que no se registraba desde el comienzo de estos sondeos en julio del 2008 – justo dos meses antes de que Lehman desencadenara la recesión mundial. Lo que más temían los encuestados era la crisis de la deuda de la eurozona y un nuevo deterioro de la economía.”

Esto nos llega sólo dos día después de que el Primer Ministro británico David Cameron declarara que arreglar el déficit del Reino Unido estaba resultando “más difícil de lo que se esperaba”. Esto se debe en parte a que los “recortes” que supuestamente Cameron está introduciendo no son lo que parecen: durante el primer año de gobierno de la coalición, el gasto público británico aumentó 22.800 millones de libras, y se estima que este año dicho gasto aumentará otros 20.000 millones. Como suele ser el caso con los gobiernos, lo que realmente estamos viendo es una reducción del aumento del gasto público.

Muchos dan por sentado de que los aumentos reales (al contrario que los aumentos nominales sin ajustar por inflación) son una derecho básico – un hecho de la vida tan seguro como la gravedad. Pero según argumenta Dr. Chris Martenson en su video Crash Course – que merece la pena ver – en los últimos 40 años este aumento constante del gasto público ha sido financiado por el aumento exponencial del total de la deuda del mercado de créditos. Ahora el problema está en que la parte productiva de las sociedades desarrolladas simplemente no consigue lidiar con el tipo de aumento exponencial de la deuda necesario para que esta sociedades crezcan al mismo ritmo que en los últimos 40 años:

Según Martenson comenta en relación a este gráfico:

“ Tomemos un gráfico del total de la deuda del mercado de crédito. Tiene su máximo alrededor de los 52 billones de dólares. Cada uno de esos triángulos azules invertidos marcan una duplicación de la deuda del mercado de créditos. Desde 1970 hasta aproximadamente 1977, el total de la deuda del mercado de créditos se duplicó. Después, volvió a duplicarse en 1983. Y después, volvió a duplicarse una y otra vez. A lo largo de cuatro décadas hemos visto como nuestra deuda de mercados de créditos se ha duplicado cinco veces. Para que los próximos 20 años sean iguales a los últimos 20 años, necesitaríamos que la deuda del mercado de créditos se duplique dos veces más. Quisiera añadir estos números: 52 billones a 104 billones a 208 billones de dólares. Esto es un crecimiento de crédito absolutamente obsceno. Esta no es la manera en la que nuestra economía debería funcionar. Es el resultado del abandono del patrón oro, y no es sostenible.”

(Aprovechamos para comentar que James Turk de la GoldMoney Foundation recientemente entrevistó a Chris Martenson para un video que pronto se publicará en esta página web) Este es el tipo de fondo macroeconómico que todos los inversores deberían tener en mente cuando escuchen a los medios hablando sobre los “recortes” presupuestarios – que normalmente no son tales – y la “austeridad”. Los precios del oro y de la plata seguirán oscilando de un día a otro, y aún debemos estar preparados para repentinas liquidaciones en ambos metales, a medida que los fondos de cobertura están luchando por cubrir las pérdidas en otras inversiones con la adquisición de futuros y ETFs de oro. Esta ha sido la clara tendencia en estos últimos días y – al no ser que se de alguna situación extrema que haga subir vertiginosamente los precios – el precio del oro necesitará un tiempo tranquilo para seguir consolidándose, antes de que se disponga a rebasar su último máximo histórico de 1.920$ por onza. En palabras del supuesto “primer buscador de oro” James Dines: “(los mercados) casi siempre se mueven más despacio de lo esperado.”

Si quieren saber más razones fundamentales por las que comprar oro es una decisión sabia – y ver más coloridos gráficos de intereses – deberían seguir este enlace al artículo de Casey Research por Bud Conrad titulado: ¿Sigue el oro siendo la solución para los inversores?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>