Europa se parte en dos

Europa se parte en dos

México, D. F., 24 Febrero 2012 (Guillermo Barba) – El mensaje es casi descarado. Grecia ha mentido prácticamente desde su adhesión a la Unión Monetaria, con tal de vivir y gozar de beneficios que, de otro modo, quizá nunca hubiera disfrutado. Sus falsedades le permitieron endeudarse mucho más allá de lo que podía pagar, aprovechando la avidez de grandes bancos por prestar hasta a quien no debían. En esta situación caben sin duda también Portugal, España e Italia, próximas fichas de este colosal dominó de deuda exponencial.

Lo paradójico del caso es que en la actualidad deudores y acreedores se niegan a aceptar que la fiesta no puede continuar. Los primeros, quieren más de la fantástica “droga” que les permite sentirse más ricos de los que son, y los segundos seguir inflando sus bolsillos con ganancias insostenibles.

Signos de esa complicidad y autoengaño, han quedado de manifiesto en la carta que doce jefes de gobierno de países comunitarios, enviaron a los respectivos presidentes del Consejo y de la Comisión europeos, y que en el fondo, expresa su reticencia a apretarse el cinturón fiscal supuestamente en aras de impulsar el crecimiento económico.

Fuentes citadas por El País, han dicho que Bruselas “flexibilizará ligeramente” los objetivos de recortes en los déficits fiscales, a aquellos países que lo necesiten. En lo que parece ser la respuesta no oficial a la carta que entre otros firmaron el español Rajoy, el británico Cameron y el italiano Monti, podemos identificar una preocupante división continental entre el frente franco-alemán y el que encabeza el Reino Unido. Europa, se parte en dos.

El tibio intento del comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, por descartar cualquier relajamiento de los objetivos de déficit público no hace más que confirmar que tarde o temprano lo harán, sea oficial o no.

En este sentido, la preocupación mayor no reside en las meras diferencias políticas, sino en la obstinada negación de la realidad de parte de los firmantes: Europa está en bancarrota (http://bit.ly/vw9ui4 ). Poco parece importarles la enorme contradicción que hay entre someter a los griegos con el fin de entregarles el segundo paquete de “rescate” financiero, pero no estar dispuestos a aplicar las mismas medidas en sus propios territorios. Si así es ahora, ¿qué ocurrirá cuando el resto de los PIIGS (Portugal, Italia, Grecia y España) vivan en carne propia la tragedia social griega?

La necedad de implantar una medida indispensable como el recorte masivo de gastos, no sirve de nada, si se sigue diciendo que el “default” (impago) griego disfrazado de reestructuración será excepcional. El ajuste y las quitas (aún mayores), o son cuando menos a nivel de los PIIGS o cualquier rescate será dinero echado al fuego, empeorará la crisis y mayor será el tiempo que tomará salir de ella.

Ese traumático proceso, tarde o temprano será forzado por el mercado y terminará con la salida de uno o más miembros de la Unión Monetaria.

Esa inminente carrera deflacionaria (contracción del crédito) es justo lo que tiene tan asustados a los líderes europeos, pero también uno de los factores que siguen impulsado a la verdadera divisa refugio por excelencia: el oro.

La experiencia griega debería ser una luz de alerta para los demás miembros del euro con problemas, pues no deben soslayar que bajo los términos del reciente acuerdo, los acreedores tendrán derecho a tomar las reservas de oro del Banco de Grecia, un motivo más para pensar dos veces antes de doblegar la soberanía nacional ante los intereses externos. ¿Valdrá más que el oro quedarse en el euro? Que cada nación decida lo que más le convenga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>