Las mineras de oro vuelven a pactar precios de su producción para asegurar su financiación – Contratos de cobertura

Las mineras de oro vuelven a pactar precios de su producción para asegurar su financiación – Contratos de cobertura

Minero con pepita de plata en la mano

Tras varios meses de abandono por parte de las mineras de la venta a futuro (mediante contratos de cobertura o “hedging”) por el encarecimiento de los precios al contado, la práctica de pactar precios para entrega futura de oro vuelve a ser una prioridad para las compañías extractoras gracias a las presiones de los bancos creadores de mercado o “bullion Banks”.

Estos bancos emisores de oro-papel corren serio peligro de quiebra ya que retrasan cada vez más los plazos de conversión del oro papel en físico y no amortizan todo o gran parte del papel de oro que circula en el mercado con un respaldo prácticamente nulo. En este sentido, el ritmo de salida de oro de sus cámaras de custodia provoca que los bancos busquen desesperadamente oro físico con el que rellenar o, al menos, mitigar la caída de sus reservas.

Dentro de este negociado, el eslabón más débil es el formado por las compañías mineras, las cuales se han visto forzadas a volver a pactar precios a futuro para seguir recibiendo financiación bancaria, hoy más necesaria que nunca dada la caída de los precios de sus acciones. Esta condición impuesta por los “bullion Banks” para conceder nueva financiación provocará mayores problemas para las mineras, puesto que obtienen un precio mayor vendiendo el oro al contado que a plazo.

Si bien es cierto que la firma de un contrato de cobertura asegura un precio y una vía de salida al producto, no es menos cierta la pérdida de margen para las mineras en un entorno muy desfavorable de precios. A esto se une también el proceso de “destrucción creadora” en el que están inmersas las mineras en el que están purgando sus excesos de inversión y eliminando proyectos no rentables.

El vaciamiento de las cámaras de custodia de los bancos creadores de mercado comenzó con el inicio de la crisis de confianza en el oro papel. Este proceso se retroalimenta en tanto en cuanto los inversores acuden a los bancos a convertir sus papeles en físico, lo cual hace que los papeles tengan aún un menor respaldo.

En este pasado año 2013, los “bullion banks” se han encontrado con un problema adicional. Varios Bancos Centrales han pedido la repatriación de sus reservas de oro localizadas, en su mayor parte, en Estados Unidos e Inglaterra. Un porcentaje mayoritario de este oro se encuentra arrendado a “bullion banks”, el cual a su vez está comprometido como subyacente en contratos de opciones o futuros. La dificultad de rescate de estas reservas viene dada por la incapacidad de estos bancos de atender sus compromisos.

La consecuencia esencial en los últimos días ha sido el incremento significativo de los inventarios de oro de los “bullion banks” en el COMEX. Puede verse en el siguiente gráfico cómo se ha quebrado la tendencia continuamente bajista desde abril.

Gráfico: Inventarios de titularidad del banco en el COMEX en el mes de diciembre 2013

Reservas oro COMEX registered diciembre 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>