Los precios del oro y de la plata siguen sin tocar suelo

Los precios del oro y de la plata siguen sin tocar suelo

lingotes de oro

Madrid, 20 Octubre 2011 (Análisis GoldMoney) – Ayer los metales preciosos, las materias primas y las acciones bursátiles volvieron a bajar tras saberse que Francia y Alemania siguen en desacuerdo sobre cómo ampliar el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF). Este domingo, toda la atención caerá sobre la reunión del Consejo Europeo, y los mercados están a la espera de alguna señal de que los líderes europeos finalmente están remendando un plan para abordar la crisis de la deuda.

Este fin de semana se cumplen dos años desde el recrudecimiento de la crisis de la deuda griega (cuando el rendimiento sobre la deuda del país empezó a subir). Ayer más de 100.000 ciudadanos griegos salieron a las calles de Atenas para protestar contra las medidas de austeridad del gobierno griego. Hoy el parlamento griego votará sobre nuevas medidas.

Los precios del oro y de la plata siguen fluctuando. Otros comentaristas acertadamente han señalado que últimamente los mercados presentan un carácter predecible, ya que cada dos días el comercio sigue un curso bastante regular: “menos riesgo” cuando aumenta la incertidumbre sobre Europa, empujando así el euro a la baja, el dólar al alza y las acciones ordinarias y las materias primas a la baja – seguido de un día de “más riesgo”, en que un mayor optimismo hace subir al euro, bajar al dólar y subir las acciones ordinarias y las materias primas. Mientras que no haya una mayor certidumbre política sobre algún tipo de solución para la crisis de la deuda europea, los mercados seguirán vacilantes.

Este tipo de movimiento lateral que ha caracterizado a muchos mercados bursátiles a lo largo de esta última década enmascara las pérdidas reales que los accionistas del mundo desarrollado han sufrido en los últimos años. El siguiente gráfico que muestra el ratio Dow/oro en los últimos años nos da una buena imagen de esto.

Dow/Gold ratio 1860-2011

A lo largo de las décadas, las acciones se han vuelto paulatinamente más caras en relación al oro. Esto es un reflejo de que con el tiempo, cuando se acumula capital y aumenta la producción, las empresas exitosas obtienen más beneficios en términos reales – y, por lo tanto, sus acciones suben. Esto subraya la afirmación preferida de James Turk: el oro no es una inversión, ya que no genera rentabilidad.

Pero en comparación con el dinero fiat, que sufren una devaluación continua, el oro es ciertamente una herramienta muy útil para medir el valor real. Y a lo largo de la última década ha quedado clarísimo que las acciones han perdido valor real, reflejando así el deterioro de la situación económica de EEUU y de otras partes del mundo. En enero de 1980, cuando el precio del oro llegó hasta los 850$ por onza (alrededor de 2.400$ en dólares actuales), el ratio Dow/oro llegó a bajar hasta 1.3. Puesto que los problemas de la deuda y los problemas bancarios que hoy aquejan a muchas economías son mucho peores que hace 31 años, es realista esperar que en los próximos años alcancemos un ratio similar – e incluso más bajo, tal vez por debajo de 1.

GoldMoney News Desk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>