Presiones a la baja sobre los precios del oro tras las previsiones de Goldman

Presiones a la baja sobre los precios del oro tras las previsiones de Goldman

Lingotes de oro

El precio del oro ha experimentado una notable bajada en los últimos días gracias a los movimientos bajistas de los bancos creadores de mercado. Uno de ellos, Goldman Sachs, espera que el precio del oro caiga hasta los 1.000 dólares la onza en un futuro próximo, según indica el jefe de investigación de materias primas, Jeffrey Currey. La principal razón para justificar esta predicción es la recuperación económica de Occidente y, muy especialmente, el crecimiento notable de la economía americana.

En este sentido cabe preguntarse: ¿Existen razones objetivas y suficientes como para juzgar correcta la opinión de Goldman? La evidencia empírica parece mostrar que no mucho. La economía de Estados Unidos crece de forma artificial gracias a más de un lustro de crecimiento exponencial de la oferta monetaria a través de los programas QE. La acción de la Reserva Federal (Fed.) no ha podido impedir la rendición parcial de cuentas del gobierno presidido por Obama ante los representantes de los ciudadanos.

Precisamente por esto, el gobierno americano se enfrenta a un nuevo “abismo fiscal” en los próximos meses, puesto que no ha cesado el crecimiento de la deuda, la cual está ya cercana nuevamente al techo que marca la Constitución. De nuevo, republicanos y demócratas deberán ponerse de acuerdo para evitar la quiebra del Estado (default).

El monto total de Deuda debe mantenerse cerca de 17 billones de dólares. Para ello hace falta, por un lado, recortes presupuestarios para reducir el abultado déficit público y, por otro lado, aplicar medidas  de “ingeniería contable” o “contabilidad creativa”, a las cuales nos tiene más que acostumbrado el gobierno Obama.

No sólo la situación real de Estados Unidos debería preocuparnos y hacer subir el precio del oro. Japón está en circunstancias muy parecidas habiendo superado ampliamente el umbral de sostenibilidad de la deuda pública. He aquí otro gobierno que sostiene su financiación gracias a la acción de la máquina de hacer dinero. Un indicador que refleja la realidad financiera del Estado es el monto de intereses de la Deuda –cuantificado en 22,2 billones de yenes–, el cual ya supone más del 50% de los ingresos tributarios anuales (43 billones de yenes anuales).

Si, además se tiene en cuenta la situación económica de los países emergentes, los inversores tienen razones más que suficientes como para refugiarse en oro de inversión, y lo están haciendo. Sin embargo, no pocas voces se alzan denunciando la manipulación de los precios del oro en plena guerra civil en Siria. En circunstancias normales y similares a ésta, el precio del oro ya se habría disparado. Cosa que, a esta vez, no se ha hecho. Y no precisamente por un cambio de preferencias o de la estructura de las carteras de los inversores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>