¿Por qué se creó el Shanghai Gold Exchange-SGE del oro en China?

¿Por qué se creó el Shanghai Gold Exchange-SGE del oro en China?

Lingotes de oro

La estructura actual del mercado chino del oro y su relación con el Shanghai Gold Exchange-SGE (Bolsa de Oro de Shanghai) ha sido diseñada por el Banco Central de China con los siguientes objetivos; contabilizar y supervisar la calidad del oro negociado en el mercado mayorista -y que es añadido a las reservas de China por particulares-, y proporcionar un acceso directo al mercado del oro a las personas interesadas.

¿Por qué se creó el Shanghai Gold Exchange-SGE?

El sistema del SGE se lanzó en 2002, para estimular a la ciudadanía a comprar oro físico -y desarrollar el mercado del oro chino-, y así apoyar la internacionalización del yuan. Pero el mercado no cambió de golpe. Antes de 2002 el Banco Central de China tenía el monopolio en el comercio de oro y la plata en el país. A los interesados sólo se les permitía comprar joyas en tiendas designadas al efecto. La lenta liberalización del SGE alcanzó un hito cuando a los individuos se les permitió invertir en oro en 2004. Para 2007, el mercado del oro ya operaba como estaba previsto, y las demandas de los compradores pudieron ser satisfechas por el SGE en su totalidad. La cantidad de oro retirado de los almacenes del SGE fue 363.194 toneladas de oro. Si lo comparamos con el año anterior, el aumento fue de un 48,02%. Hasta entonces (2002-2007), el SGE era incapaz de cubrir la demanda.

Existen unas reglas básicas para lograr esta autosuficiencia, que complican un poco más la mecánica del mercado. Son las siguientes:

15 bancos tienen permiso para el comercio de oro en China

El oro físico importado para el mercado del oro interior chino sólo se pueden realizar a través de uno de los bancos que posean un certificado específico, para la importación de oro, concedido por el Banco Central de China. En la actualidad son 15 los bancos con permiso para operar. Estos bancos deben solicitar la aprobación de las autoridades para cada nueva operación. La exportación de oro físico desde el mercado interior chino está prohibida.

El oro físico importado deben pasar primero por el SGE antes de entrar en el mercado interior chino. Y debe cumplir unas especificaciones de peso y pureza. Una vez estandarizado con estas especificaciones, el oro, puede comercializarse en el mercado interior. Estas compras están exentas de IVA.

La Chinese Mint (Casa de Moneda china) también tiene autorización para exportar monedas -Panda de oro- y las personas individuales pueden importar y exportar oficialmente hasta 50 gramos cuando viajan al extranjero. Esta norma se aplica de forma muy laxa en el caso de las importaciones y muchos chinos continentales visitan Hong Kong para comprar joyas y traerlas de vuelta a casa.

En el foro de la London Bullion Market Association (LBMA) celebrado en Roma, el pasado 30 de septiembre 2013, Vincent Chow –importante joyero de Hong Kong- compartió con los presentes una información interesante. La joyería en el continente chino está gravada con impuestos – de 17,5% de valor agregado y el 5% sobre el consumo- mientras la joyería de oro de Hong Kong está exenta de cualquier gravamen. Por eso es normal este comportamiento y que incluso se organizen viajes específicos para las compras en joyerías.

Vicente Chow calcula que aproximadamente la mitad de todas las compras de oro en joyas en Hong Kong, corresponde a chinos continentales y algunos suelen guardar sus compras en cajas de seguridad en Hong Kong. Unas posesiones ocultas a las autoridades.

Producción minera e industria del reciclado china

Toda la producción minera nacional en China se pasa primero por el SGE. Y, desde ahí, la producción puede ser objeto de importación y venta. Así está claramente establecido en las normas, “los productores de oro están obligados a vender su oro en lingotes estándar, a través de la SGE”, y los precios del oro están determinados por la oferta y la demanda del mercado que, esencialmente, converge con el precio del oro en el mercado internacional.

La industria de reciclaje tiene un fuerte incentivo fiscal para operar a través de la SGE. Aunque no están obligados, muchas refinerías encaminan su producción hacia la SGE. El oro reciclado puede tener dos finalidades, ser cambiado por dinero o por oro, en forma de joyería o de lingotes. En este segundo caso, las transacciones –oro por oro- no tienen ningún efecto real sobre el precio del metal ni el volumen se contabiliza.

Al igual que la London Bullion Market Association (LBMA), la SGE sigue una rigurosa cadena de custodia para asegurar la integridad del producto. Sólo las refinerías aprobadas y certificadas pueden suministrar lingotes al sistema SGE. Una vez que las barras son retiradas de las bóvedas, finaliza esta cadena de custodia. Para evitar el fraude, estas mismas barras no pueden volver a entrar en las bóvedas SGE. La única manera de poder volver a venderse, a través de la SGE, sería refundiéndolas en barras nuevas y siempre en una de las refinerías certificadas por la SGE. Esta regla de seguridad es esencial para comprender la mecánica del mercado del oro chino.

4 refinerías suizas procesan el 56% de la producción minera del mundo

4 refinerías suizas procesan el 56% de la producción minera del mundo

Lingotes de oro PAMP

Un 56% de todo el oro que se refina en el mundo se procesa en solo cuatro refinerías suizas: Valcambi, Argor Heraeus, Pamp y Metalor. El oro bruto extraído de las minas o doré se refina, funde y procesa en lingotes o monedas de oro. El año pasado 2014, según las cifras aduaneras suizas, Suiza importó 2.200 toneladas de oro y re-exportó 1.746 toneladas. No será ninguna sorpresa, para el lector habitual de OroyFinanzas.com, saber que el destino principal de las exportaciones fueron China (incluido Hong Kong) y la India en segundo lugar.

En los últimos años Hong Kong fue el principal canal de de importación a China. Era tan dominante la posición de Hong Kong que los analistas utilizaban las cifras de exportación e importación de la ciudad estado para valorar el volumen de la demanda de oro desde China. Las estimaciones totales se hacían sumando las importaciones a Hong Kong a la producción minera china, la producción de refinerías chinas, las importaciones directas doré y la producción reciclada.

El año pasado China cambió las reglas y se empezó a importar cada vez más oro por los puertos de Shanghai y Beijing. El año pasado las importaciones de oro a Hong Kong cayeron un 32% y ahora tenemos como referencia principal las retiradas de oro físico del Shanghai Gold Exchange.

Los suizos juegan pues un papel crucial en el movimiento de oro físico de occidente a Oriente. El oro físico exportado va desde Suiza a China, India y otros mercados emergentes como Vietnam e Indonesia, pero en 2014, la exportación de oro ha caído un 37% en comparación con 2013 desde Suiza.

Según las fuentes estadísticas suizas que se publicaron la semana pasada, en 2014 Suiza exportó 1.746 toneladas de oro valoradas en 65.000 millones de francos suizos (70.000 millones de dólares). El declive en la exportación se debe también a que el año 2013 fue un año récord, con 2.777 toneladas exportadas valoradas en 132.000 millones de dólares.

Las importaciones de oro físico de Suiza provienen en una tercera parte del Reino Unido, seguido por EE.UU con 211,5 toneladas. La India importó 471,2 toneladas y Hong Kong y China 590 toneladas de oro. Singapore, la ciudad estado, importó 134 toneladas.

Rusia exportó 58,3 toneladas a Suiza, pero solo 2,6 toneladas volvieron a Rusia. Las 55 toneladas que se quedaron en Suiza están valoradas en 2.300 millones de dólares. Rusia es el segundo país productor minero de oro después de China, con alrededor de 272 toneladas en el año pasado, un incremento del 9% en comparación con el año anterior.

Suiza no tiene producción minera propia. En 2012, un pueblo de los alpes rechazó un proyecto valorado en 1.200 millones de dólares que podría haberse convertido en la primera e única mina de oro de Suiza.

Las mineras de oro vuelven a pactar precios de su producción para asegurar su financiación – Contratos de cobertura

Las mineras de oro vuelven a pactar precios de su producción para asegurar su financiación – Contratos de cobertura

Minero con pepita de plata en la mano

Tras varios meses de abandono por parte de las mineras de la venta a futuro (mediante contratos de cobertura o “hedging”) por el encarecimiento de los precios al contado, la práctica de pactar precios para entrega futura de oro vuelve a ser una prioridad para las compañías extractoras gracias a las presiones de los bancos creadores de mercado o “bullion Banks”.

Estos bancos emisores de oro-papel corren serio peligro de quiebra ya que retrasan cada vez más los plazos de conversión del oro papel en físico y no amortizan todo o gran parte del papel de oro que circula en el mercado con un respaldo prácticamente nulo. En este sentido, el ritmo de salida de oro de sus cámaras de custodia provoca que los bancos busquen desesperadamente oro físico con el que rellenar o, al menos, mitigar la caída de sus reservas. Leer Mas Sobre: “Las mineras de oro vuelven a pactar precios de su producción para asegurar su financiación – Contratos de cobertura” »

Singapur crea el primer mercado de intercambio de oro y plata físicos de inversión

Moneda león de oro de Singapur

El pasado 3 de julio abrió sus puertas el primer mercado mundial de cambios de oro y plata físicos en Singapur, llamado SGPMX. Para consolidar esta nueva organización han firmado varios acuerdos, siendo uno de ellos con la compañía Certis CISCO, creada en 1986 y encargada de certificar la autenticidad de los lingotes y comprobar los patrones para autentificar el peso, pureza y seguridad de los metales preciosos.

La carta fundacional de este nuevo mercado expresa su voluntad de convertirse en “la plataforma para inversores privados, traders e instituciones para comprar, vender, almacenar e intercambiar metales preciosos como lingotes de oro y plata físicos de inversión, sin incurrir en grandes comisiones o diferenciales”. Leer Mas Sobre: “Singapur crea el primer mercado de intercambio de oro y plata físicos de inversión” »

Invertir en oro físico en tiempos de crisis versus oro papel

Invertir en oro físico en tiempos de crisis versus oro papel

Madrid, 10 octubre 2012

En tiempos de crisis económica, y a lo largo de historia las personas se han refugiado en oro físico, al igual que lo han hecho durante la devastación de las guerras, el oro físico es un dinero reconocido por todas las culturas del mundo como un objeto de valor.

Doug Hornig, de Hard Assets Alliance indica en un reciente artículo que eso es precisamente lo que sucedió al comienzo de la crisis del sector financiero en 2007 – 2008, en ese momento, la demanda de oro de inversión se disparó. Los compradores pagaban primas de entre un 9-15% de más para comprar monedas, si las encontraban y no todo el mundo tenía las fuentes adecuadas de información para comprar oro en esos momentos.

No había oro físico suficiente para cubrir la demanda. Los retrasos en los envíos de oro de entre uno y dos meses eran la norma, y ​​retrasos de hasta cuatro meses no eran infrecuentes. Hubo días en los que a las compañías que vendían oro se les daba la orden de no vender por parte de sus proveedores, ya que nadie podía prometer cuándo, o incluso si los pedidos podían ser cumplidos. En lo que debería haber sido su momento más rentable de la historia, muchos comerciantes no fueron capaces de servir los pedidos. A pesar de que la demanda estaba por las nubes ellos no podían vender lo que no tenían. Gran parte de la escasez en el lado de la oferta, fue causado por grandes compradores de más de un millón de dólares.

Cuando el panorama económico financiero se recrudece, los grandes capitales demandan grandes cantidades de oro físico. Si no se hubiera ‘estabilizado’ el sistema financiero obtener oro físico bien podría haberse convertido en casi inasequible.

Los que demandan oro en estos casos no quieren sustitutos de papel. Por entonces en los momentos más agudos de la crisis, en Wall Street no había ningún problema para comprar oro papel en forma de ETFs o “oro” en cuentas no asignadas, lo que refleja perfectamente lo que el inversor necesita saber acerca de la conveniencia relativa de comprar oro papel versus oro físico. El oro papel se crea de la nada, pero con el oro físico hasta la fecha nadie por suerte lo ha logrado.